EL ÚLTIMO SOL DE ENERO

Letra: Bebe Ponti 

Música: Peteco Carabajal

Sintiendo una voz lejana 

se clava en mi corazón

el eco de una vidala, 

la magia de una canción.

Floreciendo en mi guitarra

coplas de un cantor. 

 

Parece fuera mi padre

quebracho lleno de sol.
El que me presta su canto,

los pájaros de su voz,

para que rompa el silencio

que dejó el adiós.

 

Unidos por el misterio, 
soy rumbo de su canción.

Cantando mi propio anhelo,

latiendo con su ilusión.

Somos juntos chacarera,

gredas de un terrón.

 

 

El último sol de enero,

anunciando el carnaval.

Guitarra, violín y bombo

en huayra muyoj de sal, 
y endiabladas chacareras,

lindas pa bailar!

 

Detrás de la noche vuelve

un ángel de inspiración, 

trayendo un ramo de luna

para que mire el dolor. 

De mi pueblo amanecido 

sin techo, ni amor.

 

Tocando notas sentidas 

me cuenta cosas de ayer.

Del pan que aromó la Zita,*

de la ternura en la piel. 

Y mi canto se hace patio,

nuevo amanecer.

 

Cruzando las enramadas

contento vuelvo a escuchar 

rasguidos y madrigales
que brotan del salitral.

Danzas que en la madrugada

hoy me hacen cantar.

 

 

*: Zita: Madre de Peteco Carabajal