ARULLO DE OLVIDO

Letra: Adolfo Marino Ponti

 

Como el otoño celeste 

que lleva un árbol de fuego

 voy desojando mi alma

 por los colores del viento. 

 Levantando con mis ojos

 carruajes blancos de sueños 

donde amanecen ciudades 

perdidas en los recuerdos. 

Voy arrullando el olvido 

sin saber de dónde vengo

enredándome en la sombra 

que nace de mi silencio.

Buscándome en la costumbre 

de mirar mis pasos lentos 

sin saber que en el camino 

voy olvidando mi cuerpo.

Como el otoño que lleva 

cenizas de flores secas 

arrojo mi pensamiento

a las palabras desiertas 

a los azules espejos 

que se quiebran con el tiempo

a las arenas del alma 

donde soy árbol de fuego.