VIAJE DEL ALMA

Letra: Bebe Ponti

Música: Freddy Argañaraz

De nada sirve el recuerdo 

cuando se mide en el tiempo,

uno se queda vacío 

como la voz del silencio.

Como la voz del silencio. 

Las hojas que lleva el viento

no vuelven a su madero, 

solito y frágil se queda 

mirando morir los sueños.

Mirando morir los sueños.

Prefiero los malditos 

gestos del fuego,

la noche con tu cuerpo,

tu piel en celo,

las flores que dan gritos

sobre mi alma

y salen de tu sangre

como una espada.

 

Prefiero el infinito viaje del alma,

la aurora de tus labios

como una lanza,

mirar con tu mirada que el cielo cambia,

que son una candela

que llora el alba. 

 

No digas mañana vuelvo

la luna le dice al río

porque al volver se da cuenta 

que el río ya no es el mismo.