EL CARRO DE LOS SUEÑOS

Letra: Bebe Ponti

Música: Rubén Cruz


Al sueño hay que atarle un carro
para que tire parejo
y no se quede en espejo
de quimera sin destino.
Tan sólo llega a la meta
el sueño cuando es camino.

Nunca le saques la rueda
al sueño cuando te empuja,
por el ojo de una aguja
pasa el hombre que se anima,
a ser luz en la rutina
y huella en su propia bruma.

Porque el hombre es su tamaño
la vara de su medida,
tan solo un punto en la vida.
El soplo de algún milagro
que florece desde el barro
cuando es noble la semilla

Bebe del cielo tu risa
Como el pájaro que vuela.
Parece luz de una estrella
cuando remonta su canto
pero es raíz de algún árbol
buscando siempre la cima.

no dejes que el viento lleve
lo que en tus venas palpita
ni el amor que es todo un hecho
que la ciencia no domina
ni la sombra que se agita
dejando un sueño en tu pecho

Sigue su rumbo inspirado
aunque te tranquen la puerta,
que la noche se despierta.
Por más oscura que sea
Cuando tocan las estrellas
Las cuerdas que en su alma lleva

Y si te esconden la suerte
que elegiste por sendero,
prende la luz de algún sueño
con la chispa de una hoguera,
por largo que sea el invierno
siempre habrá una primavera.