EL SEPARADO

Letra: Bebe Ponti 

Música: Luis Salinas

 

Color de nunca fue

tu despedida

un silbo entre la piel,

música herida.

El ciego resplandor,

la sangre de un pincel,

el grito de una flor 

seca y marchita.

 

Y en esa flor también 

quedó mi vida

aquel reflejo azul 

hecho ceniza.

Reflejos de un amor, 

hechizo que se fue, 

pintado en el dolor 

de aquella herida.

 

Tanto me has amado

tanto te he querido 

que el recuerdo vuelve

como un alarido.

Se empinó la tarde,

se dio vuelta el cielo,

se quedó sin noche,

nuestro desvelo.