POEMAS DE AMOR

Y SILENCIO

poemas de.jpg

En la poesía, el cuerpo de la materia asciende hacia los resquicios sagrados, penetra en ellos, los invade y después de pronto, se queda sobrecogida de milagro. Eso es la poesía de Adolfo Ponti, un ascenso de su juventud hasta el estrato fatídico de los dioses. Su poesía es la claridad entre el tumulto de lo no pronunciado. 

Lucía Carmona

Poemas de amor y silencio. 

Santiago del Estero

Editorial Herca, 1982

Proximamente disponible

en  formato digital

FERIADO

Adolfo Marino Ponti

La brusca melancolía

asomó sus grises ojeras

en el cuarto redondo

de mi pieza.

Y un domingo amargo

salió a blasfemar

por la ciudad.

Hace tiempo que el cariño

es un absurdo solitario.

el vecino

no supo jamás

de mis acuerdos espantosos 

con el tiempo

y de estas ganas locas

de amar hasta el cansancio.

Filantropías efímeras.

La niña de la esquina

equivocó de vereda

para mirar al muchacho

de melenas conflictuadas.

Se encontró conmigo

en el portal desteñido

de esta ausencia dominguera.